Se acabó el cuarto “Pekín Express”

Ruta Pekin Express

El pasado domingo terminó la cuarta edición de Pekín Express, el reality show de viajes de Cuatro. Aunque para mí es el reality por excelencia, donde lo desconocido, el tener que pedir ayuda constantemente, las nuevas culturas, llegar a los límites físicos, hacen ver cómo es realmente cada persona, y muestran un concurso de lo más real.

Este año, los pekineros han cambiado por fin de continente, y nos han llevado a África,  visitando Kenya, Tanzania y Sudáfrica. Y este cambio ha sentado bien, nos ha dejado descubrir nuevos paisajes y culturas. También hemos tenido cambio de presentador; Jesús Vázquez se ha estrenado como director de carrera, sin hacerlo mal del todo (aunque la sombra de Raquel Sánchez Silva es muy grande, y se le ha echado de menos).

En el transcurso del programa no ha habido grandes diferencias con ediciones anteriores: un muy buen casting de concursantes, una cuidadísima edición de los vídeos, buena elección de recorridos, pruebas, escenarios, paisajes y demás. También hemos tenido nuestras dosis de emoción, situaciones difíciles para los concursantes, y las injusticias propias de este concurso (¿no deberían estar en la final Sara y María si no las hubieran echado el resto de concursantes? ¿y Chinto y Pablo si no se hubieran dejado mangonear tantas veces por las hermanas sevillanas?).

La gran final en realidad no lo ha sido tanto, ha sido más bien light, con unas ganadoras (Marta y Vanesa) con mucha ventaja y unos finalistas a medio gas (Jota y Freire). A mi parecer, se han echado en falta en la final (aparte de un cambio en el ranking final), un poco de más emoción, y unas pruebas más elaboradas (al final no tenían más que correr en coche como siempre, y abrir unas cajas de cartón…).

De esta edición, nos quedaremos con la verborrea de Freire, las patadas al inglés de las hermanas sevillanas (el “very impor” o la “competeichon”), las broncas de Inés y Pedro, algunas “perlas” racistas y clasistas de la pareja de catalanes o el corte de pelo radical de David y Cuqui. Pero sobre todo, una frase mítica de Santiago y Javi, padre e hijo, a punto de ser eliminados en la primera etapa:

Javi: – Lo importante no es cómo empieza, sino cómo termina…
Santiago: –  ¡Pero que esto se termina hoy, gilipollas!

Es una pena, pero ya se ha terminado esta edición de, para mí, el mejor programa de la televisión española actual. Ya sólo queda esperar a la del año que viene que, según rumores, ya está firmada con Jesús Vázquez, y que posiblemente nos descubrirá Australia y Nueva Zelanda. Sólo esperemos que no se note mucho la mano negra de TeleCinco, puedan seguir con el formato actual, y no metan famosillos de medio pelo por el medio…


Imagen y vídeo | Cuatro – Pekín Express

Un pensamiento sobre “Se acabó el cuarto “Pekín Express””

Deja un comentario