“Prince of Persia: Las arenas del tiempo”

Prince of Persia: Las arenas del tiempo

Hoy toca artículo para nuestra sección de cine. En concreto toca la review de Prince of Persia: Las arenas del tiempo.

Sí, la película va de eso, del Prince of Persia que jugábamos desde pequeños en los videojuegos. Y como eso hay que tomárselo, como un videojuego hecho película. La trama presenta a Dastan, un príncipe de origen humilde, que se encuentra en una batalla una antigua daga que libera “las arenas del tiempo”, un regalo delos dioses. Cosas del destino, Dastan tiene que huir con la protectora de la daga, la bella princesa Tamina.

La película empieza muy bien, con escenas de acción que llegan a calcar los movimientos del videojuego, con el príncipe haciendo parkour por edificios persas, con efectos especiales y coreografías bastante logradas. En la segunda mitad de la película, puede ponerse un poco más relajada, pero sin alejarse del género de aventuras, bastante entretenida.

Jake Gyllenhaal (Príncipe Dastan) y Gemma Artento (Princesa Tamina) en una escena de Prince of Persia: Las arenas del tiempo
Jake Gyllenhaal y Gemma Artento como el príncipe Dastan y la princesa Tamina

Esta superproducción fue producida por Disney y Jerry Bruckheimer, y dirigida por Mike Newell (Donnie Brasco, La sonrisa de Mona Lisa, Cuatro bodas y un funeral). Entre el reparto, los protagonistas son Jake Gyllenhaal, uno de los vaqueros gay de Brokeback Mountain, y Gemma Artenton, quizá más conocida por su reciente Tamara Drewe. También podemos ver a Alfred Molina (Spiderman 2, En busca del arca perdida) en un papel clásico del cine de aventuras, y a Ben Kingsley (Gandhi, La lista de Schindler).

En definitiva, una película de aventuras con el único objetivo de entretener… vamos, como un videojuego.

Mi nota en FilmAffinity: 7 – Buena.


Fichas | FilmAffinity (5,9/10), IMDB (6,7/10)
Enlace | Prince of Persia: Las arenas del tiempo (el copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras)