Cocktail de borrajas (II)

Un còctel sense nomHoy domingo toca el turno de nuestro cóctel de borrajas, mezclando lo leído en internet esta semana:

  • Esta semana enlazamos dos artículos diferentes del blog de viajes Diario del viajero, pues son dos noticias de Nueva York, protagonista del primer diario de nuestro blog: Nueva York: finalmente se prohíbe fumar en algunos espacios públicos y El puente de Brooklyn celebra su 128 cumpleaños.
  • En CiberP@ís, la sección de tecnología del diario El País, pudimos leer cómo Europa corta el grifo a Nokia, y es que la Unión Europea ha cancelado una ayuda de 22 millones de euros para el proyecto Symbian, muerto por el acuerdo de Nokia con Microsoft.
  • Asterisk, el proyecto open source de voz sobre IP, ha anunciado que Skype va a descontinuar el software que permitía unir ambas redes (Skype for Asterisk). Se hacían eco de ello en un artículo de MuyLinux. ¿Serán los primeros zarpazos de Microsoft tras comprar Skype?
  • Y pasando a la televisión, esta semana hemos comenzado a saber cómo será la parrilla americana el año que viene, Podemos ver todo esta información en la sección Upfronts 2011 de ¡VayaTele!. ¿Cuáles de las series nuevas llegarán a España?
  • Siguiendo con los cambios en la tele, aun sin ser de mi gusto, la noticia de la semana en España pudo ser la marcha de El Hormiguero y Tonterías las justas de Cuatro a Antena3. Nos lo contó Chica de la tele.

Imagen | Oriol Lladó en Flickr
Borrajas.es | Cocktail de borrajas

¿Cómo solicitar la visita a la Casa Blanca?

Casa Blanca
Casa Blanca

En nuestra tercera etapa del diario de USA, contamos que durante nuestro viaje a Nueva York y Washington, pudimos visitar la Casa Blanca por dentro. Pero, ¿se puede visitar? Pues sí, sorprendentemente se puede hacer un tour por el interior de la residencia de los Obama. Eso sí, el planning de la visita no es nada fácil.

Como ya dijimos, la verdad es que más que difícil, conseguir la visita a la Casa Blanca, es una odisea. Para los ciudadanos americanos, parece ser relativamente sencillo, ya que sólo tienen que solicitar la visita en la oficina del congresista de su estado. Pero para los extranjeros, la cosa se complica. Los trámites se hacen a través de las embajadas, pero tienen que ser grupos de 10 personas o más.

Esa parte era la más difícil, conseguir conocer gente que quiera hacer la visita en los mismos días que tú, y ponerse de acuerdo en el día. Para nosotros la herramienta fundamental fue el foro de LosViajeros, donde nos pusimos en contacto con más gente interesada en la visita. . Gracias al foro, finalmente formamos un grupo de 16 personas. Una vez nos pusimos en contacto, y recopilamos la información de los 16, se la remitimos a la embajada, que a su vez la envió a la Casa Blanca. La información que piden de cada uno es nombre completo, fecha de nacimiento, número de pasaporte, nacionalidad, sexo y ciudad de alojamiento en los Estados Unidos. También es necesario un teléfono de contacto y una dirección completa de una persona del grupo. Desde ahí, ya solo quedaba esperar, porque hasta unos 10 días antes de la visita, no confirman la visita.

Embajada española en Washington
Embajada española en Washington

Leyendo últimamente el hilo sobre este tema en el foro de LosViajeros, hay malas noticias. Parece ser que ha habido un cambio de responsable en el servicio de las visitas de la Casa Blanca, y la mayoría de las embajadas europeas han aprovechado la circunstancia para dejar ejercer como intermediarios para estas visitas. Alegan que no tienen capacidad logística, y que no está entre sus funciones. Esperamos que todo esto se aclare y retomen este servicio, ya que de esta forma, los europeos nos quedamos sin poder ver este cachito de historia de los Estados Unidos.


Imagen | dnotivol
Enlaces | Casa BlancaLosViajeros, Embajada de España en Estados Unidos
Borrajas.es | USA día 3: Casa Blanca y pateada por el DC

Cocktail de borrajas (I)

CocktailsEsta semana comenzamos el que esperamos sea un post recurrente en el blog. Es el cocktail de borrajas. Y no es que nos hayamos dado a la bebida, ni que pensemos hacer mojitos de borrajas ni versiones aragonesas del gin-tonic con pepino. Esto pretende ser una selección de las noticias e historietas más interesantes de la semana sobre viajes, televisión, GNU/Linux…

Esta es nuestra aportación de la semana a Borrajas.es desde otros blogs:

  • Desde el blog Greater Greater Washington dan información para hacer cada día más vital la capital de Estados Unidos. Esta semana en uno de sus últimos artículos (en inglés), nos cuentan que ya se encuentran las líneas de autobús y metro de Washington en Google Maps. Sin duda, una ventaja a la hora de preparar un viaje por esta ciudad.
  • Este artículo en el blog Los ojos de ella tiene ya unos días, teníamos que enlazarlo aquí. Parece ser que el diario ABC no conoce las licencias Creative Commons, y coge fotos de internet y las copia a su antojo sin siquiera citar las fuentes.
  • En TodoSeries hemos leído El cocinero dice cinco, donde nos dan información de Breaking Bad, una de las mejores series de la parrilla americana. El cocinero resulta ser Vince Gilligan, creador de la serie, que acaba de anunciar que la serie tendrá una duración de 5 temporadas. Ya queda menos para que empiece la cuarta…
  • Siguiendo con las series, no podemos dejar de hablar de la serie del momento, Game of Thrones (o Juego de tronos, vaya). En ¡Vaya Tele! nos exponen sus cinco razones para verla.
  • Y terminamos hablando del software libre, y es que en MuyLinux comentan una campaña que está se está llevando a cabo en la Free Software Foundation en contra de Gmail, ya que parece que a la FSF no le gusta Gmail

Imagen | Greg Nairn en Flickr
Borrajas.es | Cocktail de borrajas

USA días 12-13: Más compras y vuelta a casa…

Último día en Nueva York. Pero no se puede estar triste, hay que aprovechar hasta el último momento. Así que empezamos el día con un buen desayuno: de Dunkin Donuts, qué vicio, insisto, menos mal que en España sólo hay un par, y en Madrid…

En teoría, el último día había que dejar el apartamento antes de las 11 de la mañana, pero habíamos visto en la web de FeelNYC (donde lo habíamos alquilado), que el día siguiente estaba libre. Y nos aprovechamos y pedimos dejarlo más tarde cuando nos dieron las llaves; la nueva hora era la 1. Por lo menos podíamos hacer algo por la mañana, y sin tener que pagar consigna de maletas.

9th avenue, dejando nuestro apartamento en Hell's Kitchen
9th avenue, dejando nuestro apartamento en Hell's Kitchen

Nos dividimos en dos grupos, para que cada uno aprovechara más sus últimas horas. En uno, lo teníamos claro, nos habíamos quedado con más ganas de Century 21, así que metro rumbo a la zona 0 hasta el outlet que ya conocíamos del día anterior. Con más tiempo, ya se pueden encontrar más cosas interesantes donde gastar algunos de los últimos billetes de dólar. Cinturones, carteras, ropa interior… todo de marca a precios super-baratos.

Una de vez de vuelta todos en el apartamento, no nos quedaba otra que terminar de ajustar las últimas compras en la maleta, cerrar todo, y despedirnos de nuestra casa neoyorkina… Como íbamos a ir con las maletas a cuestas, no queríamos ir buscando sitios para comer, y ya le habíamos echado el ojo a un diner en la 7ª avenida, a dos bloques de casa. Es el Cosmic Diner, que aunque no habíamos ido todavía, tenía muy buena pinta. Y alguno os estaréis preguntando ¿pero qué es un diner? Pues son los restaurantes americanos típicos que salen en las películas, que van repartiendo café con la jarra a todos los clientes, con sus asientos de eskay y todo eso. Tuvimos que esperar un poco por la hora punta, pero no nos defraudó en absoluto. Las raciones eran enormes y la comida buenísima.

Y habiendo comido, toca salir hacia el aeropuerto. Aún nos quedaban unas horas de margen, pero habiendo ya visto cómo es la hora punta en el metro de Nueva York, había que evitarla a toda costa. Y después de los 45 minutos en metro desde Manhattan hasta la estación de Jamaica, cogimos el AirTrain que nos llevaría al JFK. El AirTrain es un tren tipo metro, pero que va por la superficie, que hace un recorrido circular uniendo todas las terminales del aeropuerto, y que además lo une con dos puntos externos, las estaciones de Jamaica (al norte del JFK) y Howard Beach (al oeste); es gratis dentro del JFK, pero vale 5$ si sales o entras al aeropuerto.

Típico bar de aeropuerto en el JFK
Típico bar de aeropuerto en el JFK

Más que una espera del aeropuerto, fue una lista de esperas (a que informaran del mostrador de embarque, a que lo abrieran, a embarcar…). Y aprovechamos para ir gastando nuestras últimas monedas: revistas, chocolatinas, zumos :-).

El vuelo con AirEuropa sin problemas, además este avión era un AirBus A330-200 con sistema de entretenimiento y pantallas individuales, se hizo más cortito el viaje.

Al aterrizar en Madrid en nuestro día 13 de viaje… ¿ya el 13? ¿y la noche del 12 al 13? Pues eso, en madrid mismo recorrido que a la ida, pero a la inversa, autobús de la EMT hasta Atocha, comida, y espera en la sala Lounge de la estación (¡menos mal que existe la tarifa estrella para poder comprar billetes en preferente!). Y el AVE de vuelta a casa…

Estación de Atocha
Estación de Atocha

Esto se acabó… ¿para cuándo el siguiente viaje?


Imágenes | dnotivol
Enlaces | Century 21, AirTrainaeropuerto JFK

Microsoft compra Skype

MS-SkypeHoy hacemos un alto en el diario del viaje a Estados Unidos, para hacernos eco de la noticia tecnológica de la semana. Aunque quizá más que tecnológica, sea económica. Y es que como decíamos en el titular, Microsoft ha adquirido Skype por nada más y nada menos que 8.500 millones de dólares.

Hace tiempo, eBay compró Skype pare integrarlo con la página de apuestas y promover el contacto vendedor-comprador, pero parece que no le salió todo lo bien qu esperaba, y decidió ponerla en venta. De ahí salieron rumores de una posible compra por parte de Facebook o Google (¡pero si ya tienen Google Voice!). Pero al final ha sido Microsoft el que se ha llevado el premio.

¿Y qué pasará con Skype en otros SOs que no sean Microsoft? Esa es la gran pregunta tras la compra. Y es que una de las principales caracterísitcas de Skype es que se puede utilizar en muchas plataformas (GNU/Linux, Windows, Mac, Android, Symbian…), pero Microsoft ¿seguirá con la interoperabilidad? 

Quizá sea hora de ir pensnado en buscar alternativas nuevas, y apoyar proyectos como GNU Free Call, una clara alternativa a Skype, ¡y libre!.

Y para terminar con algo de humor, qué mejor que la tira de Linux Hispano, también sobre Skype:

Skype - Tira LinuxHispano


Vía | Genbeta, El País
Tira cómica | Linux Hispano

USA día 11: Museos y compras

Museo Americano de Historia Natural
Museo Americano de Historia Natural

Desgraciadamente, esto se va acabando, y nos toca ir haciendo cosillas pendientes que nos quedan en nuestro planning. Hoy toca eso: museos y compras.

En el planning de hoy, hemos decidido visitar por la mañana los dos museos pendientes de nuestra lista, y dejar la tarde libre para ir de tiendas. Así que por la mañana, salimos ya de casa directos al Museo Americano de Historia Natural, en la parte oeste de Central Park. Cuando llegamos, el museo aún no está abierto, pero ya hay fila. En la CityPass están incluida la visita al museo y el espectáculo del planetario. Entre que el museo es inmenso, y que sólo tenemos una hora hasta la reserva del planetario, no pudimos ver más que una pequeña parte. Las salas principales contienen reproducciones muy realistas de especies animales de todos los ecosistemas; destacan los elefantes de la entrada, y la ballena azul. El espectáculo del planetario es muy bueno también, aunque es algo más común que se hace en más sitios.

Ya sólo nos queda un cupón en nuestra billetera de la CityPass, el correspondiente al Museum of Modern Art, o museo de arte moderno de Nueva York, oséase el MoMA, ¡para allá que vamos! Otro gigante lleno de cuadros, decidimos hacer una superselección, y visitar solo las plantas 4 y 5, donde estaban los cuadros que más nos interesaban a todos. Es impresionante tener delante a unos centímetros tantos cuadros famosos que hemos visto tantas veces en tantos formatos: Dalí, Manet, Picasso, y también Warhol, Lichtenstein, Jasper Johns. Recomendables especialmente las salas dedicadas a los pintores abstractos y pop de Nueva York.

Museo de Arte Moderno, MoMA
Museo de Arte Moderno, MoMA

Al salir nos ponemos a buscar algún sitio para comer. No apetece sentarnos un poco, así que descartamos todos los puestos callejeros que vemos, pero no hay mucho más por esta zona. Andando un poco sin rumbo, llegamos a la 5ª avenida, casi hasta el parque de nuevo, y encontramos un sitio de ensaladas y sandwiches, All about food (“aquí nos quedamos”).

Después de comer, se abre la veda para ir de tiendas. Y empezamos por ver dos de nuestra lista, que además teníamos allí mismo. La primera era F.A.O. Schwarz. ¿Y qué es eso? Pues una juguetería, concretamente la juguetería que aparece en Big, donde tienen el piano gigante que tocaba Tom Hanks en la película. Piano aparte, la juguetería es impresionante; tienen secciones gigantes de cada cosa: peluches, muñecas, Scalextric, Playmobil, Harry Potter… Al final conseguimos salir de allí sin que nuestro niño interior consiguiera convencernos de comprar alguna tontería. Y pasamos a la tienda de al lado, otra de juguetes, pero más de geeks: la tienda Apple de la 5ª avenida. Ninguno somos fanboys de Apple, así que con darnos una vuelta, y hacer el tonto un poco con un par de iPads, tuvimos más que suficiente. Eso sí, muy chula la entrada, desde un cubo de cristal en plena calle, se baja al sótano donde está la tienda.

Tienda Apple en la 5ª avenida
Tienda Apple en la 5ª avenida

También al lado, en la 5ª avenida, junto a Tiffany’s está la tienda de Nike. Al ver semejante tienda, de 5 pisos, no pudimos resistirnos y para adentro que fuimos. Y vaya, que casi nos la llevamos puesta. Nos aprovechamos del precio, y del cambio de divisa, para llevarnos los últimos modelos a precio casi de Decathlon :-). La tienda es chulísima, con un sistema de montacargas subir las zapatillas que te quieres probar desde el almacén. Eso sí, se lo toman con calma, no se vayan a estresar… Ya con nuestro premio, seguimos el recorrido por la quinta avenida, llena de todas las marcas más pichis del mundo.

Y andando llegamos a Times Square. No sé cómo lo hacemos pero todos los días acabamos pasando por aquí; ¿serán las luces? ¿será la gente? NY te atrapa… Entramos en Foot Locker la cadena de ropa deportiva, que también tenemos en España, pero a precios americanos, y con ventaja euro-dólar (peligro de nuevo :-)); acabamos comprando alguna camiseta de los New York Knicks (y es que ya llevamos las Nike en la bolsa…). Y saliendo un poco de Times Sq hacia el norte, en una tienda de souvenirs, compramos los regalillos que nos faltaban para llevar a la familia de recuerdo.

Times Square
Times Square

Pero nos quedaba algo pendiente. Los primeros días habíamos visto de pasada la tienda-outlet Century 21, junto a la zona 0. Nos apetecía volver, pero no sabíamos si nos daría tiempo. Nos arriesgamos de todas formas, y cuando llegamos estaban a punto de cerrar, pues al ser una zona más financiera los horarios son más normales. Dimos alguna vuelta rápida, viendo ropa, buscando tallas, y al final hicimos algunas compras express.

Una vez todos juntos en el apartamento, bajamos a coger la cena en el Lucky’s Famous Burger, que teníamos al lado y ya habíamos probado. Ooh, última noche en Nueva York…


Imágenes | dnotivol
Enlaces | Museo Americano de Historia Natural, MoMA,  juguetería F.A.O. SchwarzCentury 21Lucky’s Famous Burger

Cumpleaños del Empire State Building

Empire State Building visto desde el observatorio del Top of the Rock
Empire State Building visto desde el observatorio del Top of the Rock

Si ayer hablaba en la entrada del diario de USA, de nuestra visita al Empire State Building, hoy tengo que volver a hacerlo. Y es que estos días es noticia porque está de aniversario.

Como cuentan en Diario del viajero, esta semana el Empire State Building cumplía 80 años. El día 1 de mayo de 1931 se inauguraba el que durante 41 años sería el edificio más alto del mundo, hasta la construcción en 1972 de la torre norte del World Trace Center de Nueva York. A día de hoy, lejos quedan sus 443 metros de altura, de los 828 de la Burj Khalifa en Dubai, acutal techo del mundo. Pero tras el fatídico 11-S, el ESB vuelve a ser el edificio más alto de la ciudad y el estado de Nueva York.

Desde Borrajas.es, ¡felicidades ESB, que cumplas muchos más!


Imagen | dnotivol
Enlaces | Empire State Building
Vía | Diario del viajero

USA día 10: Empire State y ¡Broadway!

Vista hacia el downtown desde el observatorio del piso 86 del Empire State Building
Vista hacia el downtown desde el observatorio del piso 86 del Empire State Building

Hoy amanece soleado. Como el tiempo acompaña a nuestro planning, salimos de casa directos hacia el Empire State Building. Dicen que hay fila todo el día, por lo que queremos llegar pronto, aunque tenemos la CityPass y deberíamos ir más rápido. Nada más entrar al edificio, se comienza ya a hacer fila. Hay varias salas llenas de cordones para formar las filas, parece Port Aventura. Primero, ¡cómo no!, control de seguridad, y después nos saltamos parte de fila al tener ya la entrada (por la CityPass) y nos entregan los aparatos para el audioguía (también incluidos). Y listos al ascensor, aunque éste es menos espectacular que el del Top of the Rock, donde proyectaban imágenes en el techo de cristal. Sigue leyendo USA día 10: Empire State y ¡Broadway!

USA día 9: Go, Knicks, go!

Reserva Federal de Nueva York
Reserva Federal de Nueva York

Después de la resaca del viaje a Niagara de parte del grupo, llega el martes, con uno de los platos fuertes del viaje: el partido de la NBA. Pero antes de que llegue, tenemos muchas cosas por hacer…

Nuestra primera cita, es la Reserva Federal. Y digo cita, porque habíamos reservado la visita por internet. Es imprescindible hacerlo así, ya que dan muy poquitas horas disponibles y se agotan pronto. Tenemos ganas de verlo, porque puede ser algo que está fuera del circuito turístico habitual, y tenemos curiosidad. Nada más llegar, para variar, control de pasaportes ya en la calle (en Liberty St), arco de seguridad y para adentro. La visita comienza con un tour por el hall, donde tienen una exposición de monedas valiosas, y posters, juegos, videos de historia y datos del dólar y del dinero en general. Después ponen un vídeo de la organización y funciones de la Reserva Federal. Y el colofón, la bajada a las arcas con el oro. Se baja en ascensor a una planta de seguridad, situada como un sexto sótano, por debajo del nivel del metro, donde guardan las reservas de oro de multitud de países del mundo. No tiene más misterio que ver montones de lingotes de oro, como se ve en las películas, pero ver toda la seguridad que hay alrededor, y las demostraciones de las puertas blindadas son espectaculares. Muy chulo el detalle de despedida: como recuerdo, te dan una bolsita con tiras de billetes, de los triturados cuando los retiran para sacar nuevos a la calle.

Al salir de la reserva, cogimos el metro para ir a nuestro siguiente destino, pero hicimos un alto en el camino, para hacer una incursión al exterior. Es el Flatiron building, considerado el primer rascacielos de Manhattan. Hoy no para de llover, con lo que hacemos una rápida sesión de fotos al Flatiron, desde la placilla que tiene delante, y vuelta corriendo para el metro, ¡que nos calamos!

Flatiron building
Flatiron building

Lo siguiente en nuestro planning diario, es una visita rápida al Madison Square Garden. No es que no pudiéramos esperar a verlo a la hora del partido; es que tenemos que recoger las entradas para el partido. Habíamos comprado las entradas en TicketMaster, y para los extranjeros la única forma de hacerlo, es con el formato “will call”, es decir, las compras y pasas a recogerlas el mismo día en taquillas. Habíamos visto el Garden de pasada el día que cogimos el autobús hacia Washington, pero hoy viéndolo más de cerca, es gigantesco.

Por al lado del Madison Square Garden, está la tienda de electrónica B&H. Como estamos por la zona, nos acercamos a verla. En los foros todo el mundo habla muy bien de esta tienda, así que no podíamos perdérnosla. Habíamos mirado un poco en la web, y los precios no estaban nada mal, pero vamos sin intención de comprar nada. ¡Cómo lo tienen montado! Toda la tienda está automatizada, tienen cintas transportadoras por el techo para enviarse paquetes de un lado a otro. Cuando pides algo en cualquier mostrador de la tienda, lo piden al almacén y a ti te dan un ticket. Cuando te quieres ir, vas a la caja con los tickets, y pagas; y te dan otro ticket para recoger los paquetes en otro mostrador. Todo automatizado y super eficiente. Pero las intenciones, se quedaron sólo en eso, intenciones, y al final acabamos picando todos: que si pendrives USB super canijos, un disco duro externo, trípodes, filtros o fundas para las cámaras… impresionante la sección de fotografía. Menos mal que veníamos por dar una vuelta y ver la tienda, que si no, ¡nos la llevamos entera!

Siguiendo con las compras, queríamos ver los grandes almacenes por excelencia en Nueva York, Macy’s, pero va siendo hora de comer, así que buscamos algo por los alrededores. Nos apetece algo tipo hamburguesa o algo así, pero sin acabar en un McDonald’s o Burger King. Finalmente nos decidimos por ir a un TGI Friday’s. Un acierto; es bastante más caro que los otros burgers, pero pidiendo del menú del día, no hay tanta diferencia; y la comida buenísima.

Macy's
Macy's

Después de comer, nos internamos en Macy’s. Habíamos leído que dan un descuento del 10% a los extranjeros, así que por si cae algo, buscamos el mostrador de información para recogerlo. Personalmente, Macy’s me defraudó bastante. Sabía que son unos grandes almacenes, nada de outlet, con lo que los precios iban a ser normales-caros (y así fue). Pero lo que no esperaba era el caos de organización. Está repartido por varios edificios contiguos, pero no es fácil pasar de uno al otro, se unen siempre por el vestíbulo, una rejilla de puestos de perfumes y cosméticos con dependientes afanosos en vender y dar a probar sus productos. Encontrar las secciones que quieres sin un plano es casi misión imposible. Al final, alguno terminó comprando alguna cosilla, pero la mayoría nos fuimos con las manos vacías. Y tocaba ir al apartamento a dejar las compras de Macy’s y B&H, para volver al partido. Toca metro, y ¡en hora punta!

El ambiente llegando al Madison Square Garden es genial, una masa de gente fluyendo por todas las puertas ¿tanta gente cabe aquí dentro? Cuando conseguimos encontrar por dónde tenemos que entrar, la marabunta nos engulle. No vamos sobrados de tiempo, pero hacemos unan mini-parada para comprar las mítica manos para animar al equipo. Encontrar nuestra sección es un poco lioso, entre tanta gente y tantas escaleras mecánicas, pero lo conseguimos. Los asientos eran mejores de lo que esperábamos, no se ve muy alto, y relativamente cerca. Bueno, el partido era un New York Knicks vs Toronto Raptors, y es que lo elegimos (a parte de que la fecha nos iba bien) por ver a Calderón en acción, pero resultó estar lesionado esa semana, una pena. Qué decir del partido, y es que es un verdadero espéctaculo, más incluso que un deporte de competición. La gente no para de animar, gritar, cantar en todo el partido. Y de comer, constantemente están pasando personas vendiendo bebidas, perritos, patatas, palomitas, a parte de la cantidad de bares y restaurantes que hay en los pasillos del estadio. En el partido en sí, garantizados los mates, triples inverosímiles, seguro de la marca NBA. Eso sí, si se está acostumbrado al baloncesto español y europeo, conviene olvidarse de lo que significa defender, por mucho que lo cante la gente, y lo pongan en las pantallas del estadio. Salimos encantados, no nos ha defraudado para nada, menuda colección de mates y triples de Amar’e Stoudemire y Carmelo Anthony.

New York Knicks vs Toronto Raptors, en el Madison Square Garden
New York Knicks vs Toronto Raptors, en el Madison Square Garden

De vuelta a casa todavía con la adrenalina, paramos en nuestra misma calle, para coger algo de cena para subir a casa. El sitio elegido es la pizzería Merilu, que ya conocíamos de otro día. Y a descansar, mañana ¡más!


Imágenes | dnotivol
Enlaces | Reserva FederalTicketMaster, Madison Square Garden, B&H, Macy’s

USA día 8: Visitando la ONU

Lunes en Nueva York. Hoy es el día elegido por cuatro integrantes de nuestro grupo para hacer un viaje en el día a ver las cataratas de Niagara. Los otros dos, como ya habíamos estado recientemente, habíamos decidido quedarnos en la ciudad, y aprovechar para hacer alguna visita, que quizá no nos diera tiempo a hacer en el planning de todo el grupo.

Nuestro primer destino para este día solitario, era el complejo de las Naciones Unidas. Así que cogemos el metro y hacia allá que vamos. Al bajarnos en la parada más cercana, lo primero que nos llama la atención es el edificio Chrysler, el que fuera rascacielos más alto del mundo durante unos días hasta que el Empire State building le arrebató el récord. Destacan la decoración art decó y las figuras de los salientes (¿eso son gárgolas?). Tras hacer unas fotos, seguimos en dirección al este, para llegar a la sede de la ONU.

Pistola anudada, escultura en la plaza de las Naciones unidas
Pistola anudada, escultura en la plaza de las Naciones unidas

La primera impresión al ver la sede de las Naciones Unidas fue un pequeño chasco, ya que están en obras. El edificio principal, la torre de la secretaría muestra una “ventana” abierta de un par de pisos en obras, que desluce un poco la imagen. Andando por la 1st Ave, buscando la entrada al recinto, vas pasando por los mástiles con las banderas de todos los países que conforman la ONU, para ir entrando en materia. En la plaza de entrada, hay una carpa donde pasan los contrles de seguridad tipo aeropuerto (el enésimo de este viaje). Pero antes de entrar, la famosa escultura en favor de la paz, la pistola anudada.

Una vez dentro, compramos billetes para el tour guiado en inglés (en lugar de la audioguía), pero nos tocó esperar casi una hora a que empezara. El tour es muy bueno, van contando información de la estructura de la organización, de su historia, muchos datos interesantes. Al principio te van pasando por algunas salas de exposición con paneles de información de la ONU, y algunos regalos ofrecidos por los países miembros. El punto fuerte del tour es el hemiciclo de la Asamblea General, donde aparte de poder hacer fotos, nuestro guía nos contó curiosidades acerca del sistem de asignación de los puestos para los diplomáticos de todos los países. Y como final de la visita, pudimos visitar el hemiciclo del Consejo de Seguridad, que también hemos visto tantas veces en televisión.

Hemiciclo de la Asamblea General de las Naciones Unidas
Hemiciclo de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Al salir, de vuelta al metro por el mismo camino, pasamos por la Grand Central Terminal (la estación central de trenes en Manhattan), y esta vez no pudimos evitar entrar. Es impresionante, por su tamaño, la cantidad de gente que va de un lado para otro. En su interior, aparte del atrio principal, y los andenes, tiene un salón lleno de restaurantes, y varias “calles” llenas de tiendas de todo tipo. Pero ojo, es fácil desorientarte en su interior (a mí todos estos pasillos me parecían iguales), y acabar en el metro, si querías ir a la calle, o al revés :-) .

A continuación nos vamos al SoHo, un barrio del downtown que destaca por las casas con las escaleras de incendios tan famosas de Nueva York. Son las construcciones de hierro fundido, que llaman “cast iron building”. En su día fue un barrio lleno de salas de exposiciones, y hoy todavía existen, pero empieza a haber muchas tiendas de ropa de marca.

Edificios cast iron en el SoHo
Edificios cast iron en el SoHo

Después del paso por el SoHo, nos acercamos al Pier 17. Es un centro comercial que hay en un embarcadero o muelle sobre el East River. No deja de ser un centro comercial normal, con sus tiendas de ropa, su parte de restaurantes, etc. Lo que sí tiene de especial, son las vistas al East river, y por lo tanto a Brooklyn, con el puente de Brooklyn como protagonista. Nosotros aprovechamos para, aparte de hacer fotos :-), comprar aquí algunos recuerdos de NY para llevar a casa, y alguna otra cosilla. Ya hemos abierto la caja de Pandora, las compras han comenzado. Miedo…

Centro comercial del Pier 17 visto desde el muelle
Centro comercial del Pier 17 visto desde el muelle

En nuestra visita de por la mañana a la Grand Central Terminal, habíamos visto un Junior’s, uno de los sitios recomendados para probar la famosa New York cheesecake. Así que antes de volver a casa, hacemos una parada para comprar una. Volver a casa con la tarta intacta va a ser misión imposible, con el mogollón de gente que hay por todos lados…

Una vez en casa, y con la tarta a salvo, nos acercamos a nuestro super, un D’Agostino, a comprar alguna cosa para cenar cuando vuelve nuestra gente de Niagara. Por cierto, volvieron encantados (el viaje lo habían contratado con Viator).


Imágenes | dnotivol
Enlaces | Naciones Unidas, Visitas guiadas de las Naciones Unidas, centro comercial del Pier 17