Asistimos a la conferencia de Stallman (I)

Richard Stallman en la conferencia de Walqa

Una gran expectación y el salón de actos lleno a rebosar esperaban en Walqa el pasado lunes a Richard Stallman, el gurú del software libre. Tras una breve presentación del acto a cargo de José Luis Latorre, director del Parque Tecnológico, y de Arturo Aliaga, consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, se dio paso a la conferencia.

Las libertades del software libre

Stallman comenzó la charla comentando las principios del software libre, explicando con detalle las 4 libertades de forma muy amena. Para enfatizar su discurso, planteó algunas situaciones: si un amigo te pide una copia de un programa privativo, ¿qué haces? ¿incumples la licencia del software, o haces daño a tu amigo? Entre bromas, anunciaba que solo quedan dos soluciones: no tener amigos, o no tener programas privativos; pero en caso de tener que escoger, hacer daño al dueño del programa es preferible, porque “merecen ser tratados mal”.

0 La libertad de usar el programa con cualquier propósito
1 La libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo
2 La libertad de distribuir copias del programa
3 La libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie

Hasta ese momento toda la charla había transcurrido sin dar nombres comerciales de ningún tipo, pero Stallman comenzó a hacer chistes con los productos más conocidos, como iBad (malo) por iPad, iGroan (lamento) por iPhone, y Swindle (estafa) por Kindle. Por si quedaban dudas, se esforzó en marcar a Windows y Apple como malware, porque se apoderan de la máquina del dueño teórico, e incidiendo en que Adobe Flash también lo es, y lo aceptamos de forma gratuita. Contó una anécdota sobre la vigilancia que hace Amazon a sus Kindle, ya que en 2009 se demostró que había borrado el libro “1984” de miles de unidades del lector.

Entre escribir un programa privativo, y no hacer nada, es mejor no hacer nada, porque así no haces daño.

Más tarde también metería en el mismo saco todos los productos que usan la nube (cloud computing), porque utilizar software como servicio es lo mismo que usar el privativo, ya que los datos están en el servidor, y el usuario pierde el control de sus propios datos.

 

 

El proyecto GNU y Linux

También hubo tiempo para un repaso por la historia del software libre, y cómo Stallman decidió comenzar el proyecto GNU, cansado de que todos los sistemas operativos de la época fueran privativos. Así, junto un grupo de programadores que desarrollaron todos los componentes del sistema, basados en el sistema Unix, privativo pero portable.

Llegados al punto en que tenían el sistema completo, a excepción del núcleo, encontraron el kernel del proyecto Linux, creado por Linus Torvalds, pero también era privativo. Un tiempo más tarde, Torvalds lo liberaría bajo licencia GPL, y comenzó a utilizarse conjuntamente con el proyecto GNU, dando paso a un sistema operativo completo, el GNU/Linux.

Gracias a varios chistes de Stallman, nos quedó claro la relación entre Stallman y Torvalds, y la manera diferente que tienen de entender la libertad, y la creación de software. Y es que, según Stallman, “adorar a Torvlads, no lleva a entender la libertad”.

RMS hizo una parada para explicar el origen del nombre GNU (GNU is Not Unix), y sus pronunciaciones tanto en inglés como en español (/gnu/ o /ñu/, pero nunca /ge-ene-u/). También puntualizó las diferencias de conceptos entre software libre y open source, término acuñado por empresas y gobiernos que se alejan del sofware privativo, pero no están de acuerdo en mantener y promover las 4 libertades básicas del movimiento de la FSF.

Continuará…


Imagen | dnotivol
Enlaces | GNU Operating System, FSF (Free Software Foundation), FSF Europe

Un pensamiento sobre “Asistimos a la conferencia de Stallman (I)”

Deja un comentario